Mejores prácticas clave de gestión: una guía práctica

A medida que la transformación digital se acelera en todas las industrias, las organizaciones dependen cada vez más de claves criptográficas para proteger los datos y permitir procesos digitales seguros. Las claves criptográficas constituyen la columna vertebral de la seguridad para el cifrado, las firmas digitales y la autenticación. Sin embargo, se requiere más que simplemente implementar los últimos algoritmos criptográficos. Las organizaciones deben contar con prácticas sólidas de gestión de claves para proteger los datos y sistemas confidenciales.

Este artículo proporciona una guía práctica para implementar las mejores prácticas de gestión clave. Cubriremos la importancia, los desafíos y las mejores prácticas de la administración clave con ejemplos del mundo real, soluciones de administración clave y un resumen de la lista de verificación.

El papel fundamental de la gestión de claves

La gestión de claves se refiere a los procesos integrales y la infraestructura necesarios para controlar las claves criptográficas durante todo su ciclo de vida. Esto incluye generación de claves (crear nuevas claves criptográficas utilizando algoritmos seguros), distribución de claves (entregar claves de forma segura a entidades autorizadas), uso de claves (emplear claves para operaciones criptográficas como el cifrado), almacenamiento de claves (almacenar claves de forma segura cuando no están en uso), claves. revocación (revocar claves comprometidas u obsoletas) y destrucción de claves (destruir claves de forma segura al final de su vida útil).

La sólida gestión de claves garantiza que las claves permanezcan confidenciales, disponibles cuando sea necesario y criptográficamente sólidas. Las claves podrían verse comprometidas, abusadas o rastreadas incorrectamente sin los controles adecuados. Por ejemplo, los algoritmos débiles de generación de claves podrían producir claves predecibles que los atacantes puedan descifrar fácilmente. El almacenamiento inseguro de claves, como los archivos de texto no cifrados, deja las claves vulnerables al robo. No revocar rápidamente las claves comprometidas permite continuar con el descifrado no autorizado. Las malas prácticas de gestión de claves hacen que el cifrado sea inútil y los datos quedan expuestos. Por eso a los organismos de normalización les gusta NIST proporciona orientación detallada sobre gestión de claves.

Un ejemplo del mundo real de fallos en la gestión de claves

El Autenticación expuesta por violación de RSA en 2011 que comprometió millones de tokens SecurID. Los piratas informáticos obtuvieron valores criptográficos "semilla" que RSA no pudo proteger adecuadamente en los sistemas internos. Esto permitió a los atacantes clonar algoritmos SecurID para la autenticación de dos factores en redes bancarias, gubernamentales y militares. RSA no restringió adecuadamente el acceso ni cifró la base de datos de semillas SecurID robada. El incidente reveló graves implicaciones de fallas de gestión clave en un importante proveedor de seguridad. Destacó la necesidad de restricciones de acceso, segmentación de redes y cifrado para proteger secretos críticos.

Mejores prácticas para una gestión eficaz de claves

A continuación se presentan algunas de las mejores prácticas clave de gestión que pueden ayudar a evitar estos obstáculos:

  1. Establecer políticas, roles y responsabilidades formales de gestión clave. – Documentar políticas detalladas para todas las etapas del ciclo de vida clave, desde la creación hasta la revocación y la destrucción. Defina roles de gestión clave alineados con la separación de funciones y el acceso con privilegios mínimos. Por ejemplo, la función del oficial criptográfico se centra en la generación, copia de seguridad y recuperación de claves, mientras que el auditor de seguridad supervisa el cumplimiento de las políticas. Mantener un inventario actualizado que detalle los metadatos de cada clave, como la fecha de creación; Usos y propiedad aprobados del algoritmo de cifrado.

  2. Seleccione cuidadosamente los algoritmos criptográficos y las longitudes de las claves – Siga las últimas directrices que la comunidad criptográfica mundial ha recomendado recientemente pasar de claves RSA de 2048 bits a claves RSA de 3072 bits. Esto se debe a la preocupación de que las claves RSA de 2048 bits puedan volverse vulnerables a ataques, particularmente con la posible llegada de computadoras cuánticas a gran escala en el futuro. La longitud de la clave RSA de 3072 bits proporciona mayores márgenes de seguridad y es el nuevo estándar mínimo recomendado para casos de uso de alta seguridad.

  3. Imponer la generación segura de claves – Utilice generadores de números aleatorios probados con fuentes de alta entropía para crear claves con la máxima imprevisibilidad. Para pares de claves públicas/privadas, genere claves dentro de módulos criptográficos confiables, como HSM, en lugar de software menos seguro. Destruya los valores semilla y las copias de claves innecesarias inmediatamente después de la generación.

  4. Distribuya e inyecte claves de forma segura – Evite la transferencia manual de claves siempre que sea posible. Utilice protocolos seguros automatizados como TLS para entrega de llaves. Para las claves de software, inyecte directamente en las aplicaciones y cifre mientras está en reposo. Nunca codifique las claves. Para módulos de hardware como HSM, utilice hardware a prueba de manipulaciones con mecanismos de arranque seguros.

  5. Almacene las claves de forma segura – Mantenga las claves en módulos criptográficos aislados, como HSM, con controles de acceso bloqueados siempre que sea posible. Cifre las claves de software mientras está en reposo utilizando otras claves o frases de contraseña. Almacene las claves cifradas por separado de los datos cifrados. Utilice controles de acceso, refuerzo de configuración y técnicas de camuflaje de claves para aumentar la seguridad de las claves almacenadas.

  6. Aplicar la segmentación criptográfica – Claves separadas lógica o físicamente utilizadas para diferentes propósitos para limitar el impacto potencial de cualquier compromiso. Por ejemplo, protegemos las claves para CA/PKI infraestructura por separado de las claves de cifrado para los datos de los clientes.

  7. Automatizar la rotación de claves – Rote periódicamente las claves de entidad intermedia y final para limitar la cantidad de datos expuestos si las claves se ven comprometidas. Utilice períodos de rotación más cortos según su análisis de riesgo para claves de alto impacto. Automatice los procesos de rotación utilizando protocolos seguros para minimizar la sobrecarga operativa.

  8. Supervise de cerca las claves para detectar anomalías – Supervisar los intentos de acceso, los patrones de uso de claves y otras actividades para detectar posibles usos indebidos o compromisos. Para las claves de hardware, supervise los eventos de manipulación, como el acceso físico no autorizado o los cambios de configuración.

  9. Revocar o destruir claves rápidamente cuando estén comprometidas – Tener procesos de emergencia automatizados para revocar rápidamente las claves comprometidas en toda la organización. Para las claves destruidas, utilice técnicas como el borrado criptográfico para evitar la reconstrucción de claves.

  10. Mantener procesos eficaces de recuperación ante desastres – Mantenga copias de seguridad cifradas de claves en sistemas separados, como almacenamiento fuera de línea con aislamiento de aire: documente planes detallados de recuperación ante desastres para restaurar copias de seguridad y reemplazar claves en caso de pérdida catastrófica.

  11. Realice auditorías de rutina y evalúe las amenazas en evolución – Realizar auditorías anuales examinando todos los aspectos de la infraestructura de gestión clave, incluidas políticas, personal, tecnologías y procesos. Evalúe continuamente nuevos avances para romper el cifrado, como la computación cuántica, y ajuste la intensidad de las claves en consecuencia.

Soluciones de gestión de claves

  • Módulos de seguridad de hardware (HSM) Proporcionar almacenamiento y procesamiento sólido y físicamente protegido para claves.

  • Sistemas de gestión de claves (KMS) automatizar la generación, la rotación y otros aspectos del ciclo de vida clave

  • Protocolo de interoperabilidad de gestión de claves (KMIP) permite que diferentes tecnologías de gestión de claves interactúen sin problemas

  • Servicios de gestión de claves en la nube Ofrecer generación y almacenamiento de claves totalmente gestionados a través de proveedores de nube.

Las organizaciones deben realizar evaluaciones en profundidad de las soluciones en función de sus requisitos operativos y de seguridad antes de la selección. También deberían revisar periódicamente los controles de proveedores como los servicios en la nube.

Lista de verificación de mejores prácticas de gestión clave

Utilice esta lista de verificación de pasos críticos para implementar una estrategia sólida de administración de claves:

  • Definir formalmente políticas de gestión clave, roles y gestión de inventario.

  • Seleccione algoritmos criptográficos sólidos y probados y longitudes de clave suficientes.

  • Aplique la generación de claves segura mediante generadores de números aleatorios de alta calidad.

  • Distribuya las claves de forma segura y evite la transferencia manual.

  • Almacene claves cifradas en módulos criptográficos aislados con controles de acceso.

  • Claves separadas lógica o físicamente según el caso de uso

  • Configure la rotación periódica automatizada de claves para claves de entidad intermedia y final.

  • Monitorear continuamente las claves para detectar anomalías y mal uso.

  • Revocar/destruir las claves comprometidas inmediatamente.

  • Mantenga una copia de seguridad y una recuperación ante desastres efectivas.

  • Realice auditorías periódicas y manténgase actualizado sobre las amenazas emergentes.

Seguir estas mejores prácticas a lo largo del ciclo de vida clave puede ayudar a proteger los sistemas y datos confidenciales de su organización contra riesgos.

Envolver

En SSL.com, nos dedicamos a ayudar a las empresas a navegar en este entorno desafiante porque reconocemos el valor de procedimientos sólidos de gestión de claves. Para respaldar sus requisitos clave de administración y garantizar la seguridad e integridad de sus activos digitales, brindamos soluciones que están a la vanguardia de la industria.

< p class="md-end-bloque md-p">Puede crear un sistema de administración de claves sólido y seguro que actuará como una base sólida para el marco general de ciberseguridad de su empresa si sigue las pautas proporcionadas en este artículo y utiliza el conocimiento de socios confiables como SSL.com.

Suscríbase al boletín de SSL.com

No te pierdas los nuevos artículos y actualizaciones de SSL.com

Manténgase informado y seguro

SSL.com es líder mundial en ciberseguridad, PKI y certificados digitales. Regístrese para recibir las últimas noticias, consejos y anuncios de productos de la industria de SSL.com.

Nos encantaría recibir tus comentarios

Responda nuestra encuesta y háganos saber lo que piensa sobre su compra reciente.